Cómo Poner en Orden ("Seiton”)



Los artículos anteriores dieron una idea general del objetivo del Seiton. Este artículo tratará sobre "cómo” traer orden a su fábrica o lugar de trabajo.

Los tres factores son: planifique dónde debe ser guardado algo, planifique cómo debe ser guardado, asegúrese de que la gente siga estas reglas.

¿Dónde Debería Ir?

Imagínese que cada herramienta tiene una mente propia y quiere estar tan cerca del trabajador como sea posible. ¿Qué dirían para reclamar la ubicación más cercana? ¿Cómo resolvería usted la discusión?

La primera y más importante consideración es: ¿qué tan a menudo se utiliza? Lo que sea que se maneje más frecuentemente debería ser guardado más cerca del trabajador. Supongamos que, en un taller de metales, el trabajador lima una rebaba de cada pieza para terminarla. La lima debería estar guardada convenientemente cerca – no en una pared a varios pasos de distancia. Si el trabajador necesita una llave para ajustar algún equipo al inicio de la semana, entonces guarde la llave más lejos – para que no estorbe en el paso de la frecuente operación de limado.

En segundo lugar, ¿es fácil alcanzar el objeto? En el ejemplo anterior, el trabajador no debería tener que doblarse, estirarse o girar para alcanzar la lima, ni tampoco tener que quitar otros objetos que están estorbando cada vez que devuelve la lima a su lugar.

También tómese el tiempo para planificar el sitio donde se guardarán las herramientas que no se utilizan frecuentemente. Usted no quiere perder tiempo escarbando en el nido de una rata cuando necesite esa herramienta que solo usa una vez al año. Utilice los mismos principios para organizar un área de almacenamiento que los que utilizó para ubicar las herramientas más cerca del banco de trabajo.

¿Cómo guardarlo?

La forma clásica para guardar herramientas de mano – utilizadas por aficionados y en fábricas – es colgarlas en un tablero para herramientas, sobre un contorno pintado.

Más allá de esta idea estándar, considere poner una etiqueta en cada herramienta. Probablemente usted ha visto una engrapadora con un nombre personal o de un departamento – para recordarle a quien la presta que debe ser devuelta pronto. La etiqueta de una herramienta podría hacer referencia al banco de trabajo o podría mostrar el tamaño u otra propiedad especial para que sea más fácil identificarla.

Luego de todo el énfasis sobre "dónde” guardar las herramientas, también pregunte ¿”en qué condiciones”? En una cocina, uno esperaría lavar un cuchillo del chef antes de guardarlo, pero podría ser habitual afilarlo rápidamente antes de utilizarlo. ¿Debería un trabajador limpiar la grasa de una llave antes de colgarla? ¿A las herramientas dañadas se le debería poner una viñeta y mandarlas a reparar? (O ¿es el trabajador responsable de anotar una orden de trabajo?)

Finalmente, algunos objetos pueden requerir condiciones especiales para un almacenamiento de largo plazo. Algunos químicos no pueden ser almacenados a altas o bajas temperaturas, los metales se pueden oxidar en ambientes húmedos.

Construyendo la Cultura

Una vez que la planificación está hecha y el almacenamiento está disponible, la siguiente tarea es construir la cultura del Seiton.

Algunos ambientes de oficina imponen una política de "no dejar papeles sobre el escritorio”. La administración posibilita esto proporcionando suficiente espacio para almacenamiento para que los empleados puedan en efecto guardar todo antes de irse. La administración impone la política por medio de rondas periódicas en el área durante horas no hábiles y confiscando cualquier cosa que haya quedado sobre el escritorio. Al siguiente día laboral, el empleado culpable tendrá una discusión con el supervisor.

De alguna forma, imponer el paso Seiton corresponde al proceso Shitsuke de sustentar la disciplina.

Oskar Olofsson













The WCM App

Get Lean on the shop floor





Get started